miércoles, 29 de diciembre de 2010

tardes de placer extravagante

Dicen que cuando empiezas ya no puedes parar,
dicen que si subes un escalón quieres avanzar
hasta no poder más.
Noches de subidón que se quedan en los recuerdos
de una juventud marcada por una época,
como todas las épocas, como toda generación.

pero siempre quieres más, necesitas avanzar...
necesitas experimentar...
hasta alcanzar el máximo exponente
en la escala de la evolución
luego ya vendrá el declive
y sentirás que día tras día te persigue...

-Ya no eres un chaval, lo sabes, ¿no? Esto tarde o temprano se va a acabar...

Vivíamos a base de sol y chocolate... la tarde era de un placer extravagante.. ...
y ahora añoras la bruma inducida por la droga

La cruda realidad es que cuando puedes parar no quieres hacerlo y cuando quieres no puedes.




Candy (2006). Film

1 dulces.dosis:

Alena Bittersweet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

errare humanum est, perseverare diabolicum

myfreecopyright.com registered & protected